1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://cristianos.about.com/od/Cristianos-Relaciones/a/Madres-En-El-Antiguo-Testamento.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

You can opt-out at any time. Please refer to our privacy policy for contact information.

Madres en el antiguo testamento

Por

De estas madres en el antiguo testamento de la Biblia, podemos aprender cosas buenas y tomar notas para evitar cometer algunos de sus errores.

Eva, la primera madre
La única mujer que no tuvo una madre, abuela ni una hermana para aconsejarla en el embarazo y en la crianza de los hijos. Nos imaginamos que sufrió la muerte de su hijo menor Abel en las manos de su hijo mayor Caín. Su hijo Set continuó el linaje y de ahí eventualmente nació Jesús.

Sara, madre de Isaac
Cuando escucho que a sus 80 y pico de años que iba a concebir un hijo, Sara se río, dice la Biblia. Aunque Sara cometió sus errores y tuvo sus momentos de malas actitudes, la recordamos como la madre de la promesa porque Dios cumplió su palabra a Abraham cuando nació Isaac. Éxodos nos dice que Isaac sufrió mucho la muerte de su madre y la persona que ayudó a consolarlo fue su futura esposa, y madre de sus hijos, Rebeca.

Agar, madre de Ismael
Sara dudó un momento que Dios realmente le daría un hijo a ella y a Abraham. Tomó a su sierva Agar para que ella concibiera un hijo con Abraham en su lugar. Ese niño fue Ismael y su historia se encuentra en Génesis 16. Aunque Ismael no fue el hijo de la promesa, vemos que Dios se preocupó de él y su madre.

Rebeca, madre de Jacob y Esaú
Sus hijos gemelos, Jacob y Esaú, siempre estaban en competencia. Su rivalidad se hacia peor porque Isaac favorecía a Esaú y Rebeca a Jacob. Ella jugó parte en que Jacob le robara la primogenitura a Esaú. El conflicto que esto produjo entre sus dos hijos ha sido histórico.

Lea, madre de los hijos mayores de Jacob
Jacob se caso con Lea aunque realmente amaba a su hermana menor, y segunda esposa, Raquel. Su consuelo estuvo en sus seis hijos. Ellos fueron Rubén, el primogénito de Jacob, y después Simeón, Leví, Judá, Isacar y Zabulón.

Raquel, madre de José y Benjamín
La mujer que Jacob verdaderamente amaba no puedo tener hijos hasta después en su vida. Cuando su hijo José fue vendido por sus hermanos, Raquel pensó que había muerto y nunca más tuvo el chance de volverlo a ver. Murió durante el parto de Benjamín.

Bilha y Zilpa
Estas dos mujeres fueron madres de cuatro de los 12 hijos de Jacob. Bilha fue sierva de Raquel y madre de Dan y Neftalí. Zilpa, sierva de Lea, fue la madre de Gad y Aser.

Jocabed, madre de Moisés, Aarón y Miriam
Cuando el faraón ordenó la matanza de todos los niños varones israelitas, Jocabed buscó la forma de salvar a su bebé Moisés. Ella mandó hacer una canasta y lo puso en el rio Nilo esperando un milagro. La hija del faraón encontró la canasta mientras se bañaba a la orilla del rio, tomó al niño y lo adoptó. Dios permitió que la princesa dejara que Jocabed amamantara al niño y de esta manera pudo estar cerca de su hijo durante sus primeros años.

Ana, madre de Samuel
Ella le prometió a Dios que si le daría un hijo, se lo iba a dedicar. Cuando nació Samuel y después que lo amamantó, Ana lo llevó al sacerdote Elí quien lo crio en el templo y en el servicio de Dios. Cada año Ana visitaba a Samuel y le llevaba una túnica nueva.

Betsabé, madre de Salomón
Ella intervino para que su hijo Salomón heredara el trono de su padre David, aunque Adonias estaba luchando por ser rey. Su historia se encuentra en 1 Reyes 1.

La madre del juicio de Salomón
La sabiduría del rey Salomón fue probada cuando dos mujeres se presentaron delante de él reclamando el mismo bebé. Obviamente una de las mujeres estaba mintiendo. Salomón dijo que lo mejor era cortar el niño en dos para que cada mujer se llevara a casa una parte. Al escuchar esto una de ellas gritó y dijo la otra se podía quedar con el niño para evitar que lo mataran. Por esta muestra de amor, Salomón vio que ella era la verdadera madre y ordenó que su hijo fuera devuelto a ella. La historia esta en 1 Reyes 3:16-28.

La viuda de Sarepta
Dios envió al profeta Elías a Sarepta, donde vivía una viuda que Dios había apuntado para que cuidara de él. En una ocasión Elías le pidió pan y agua pero la viuda no tenia suficiente ni para comer ella y su hijo. Dios multiplicó los pocos materiales que tenia y tuvieron suficiente para comer por mucho tiempo. Luego el hijo de esta viuda se enfermó gravemente y Dios usó a Elías para restaurar su salud. La historia esta en 1 Reyes 17.

La madre con las vasijas de aceite
En 2 Reyes 4 conocemos a una madre de dos hijos que quedó endeudada cuando murió su esposo. Si no pagaba las deudas corría el riesgo de que tomaran a sus hijos como esclavos. Ella pidió ayuda al profeta Eliseo quien la mando a buscar vasijas que, de forma milagrosa, fueron llenas de aceite. Ella pudo vender el aceite y tener suficiente para pagar las deudas y evitar que se llevaran a sus dos hijos. La familia pudo sobrevivir con el dinero que sobró.

La madre del rey Lemuel
Cuando pensamos en la mujer ideal, pensamos en la mujer de Proverbios 31. Las palabras sabias de ese texto fueron las de la madre del rey Lemuel, quien estaba dando consejos a su hijo.

  1. About.com
  2. About en Español
  3. Cristianos
  4. Matrimonio y familia cristiana
  5. Madres en el antiguo testamento

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.